Manifiesto de Cabaretín.Pro

Cabaretín.Pro. Cómo definirte, como hablar de ti sin faltarte.  Antes ibas a ser Cabaretimpro, todo junto, con la eme antes de la pe como manda cierta ley, dejando claro que disfrutaríamos de mucha improvisación en la flor de tus noches. Pero otra realidad se impuso y se desvaneció la “m” porque la improvisación diera espacio a lo premeditado, a la conciencia que, coherente, quiere algo más que sorprender, cautivar, hacer reír por lo inesperado de su juego. Ahora es tiempo, si existe, de conectar, de ser fósforo agitado por las fuerzas sobre un papel rugoso, áspero, como el momento del mundo que nos ha tocado vivir.

Cabaretín, emotivo cabaret que deja atrás el “mira lo que hago” o el “tú, sí que vales” para tomar encuentro con el silencio, con la mirada, por la letra dirigida y el humor que procede de carne profunda, compartiendo viejos dolores catapultados a cielos en complicidad momentánea.

Se llega en unidosis. Se está en lago de corrientes invisibles y salimos con la mirada tocada, afectada, y no por afeites, desde aquel rincón íntimo, cajita de música que abriéndola deja escapar ondas de ilusión, melancolía. Ahondar en mí para encontrarme contigo. Tocarme para tocarte.

Y pro, pro tantas cosas que ninguna sello. Me quedo con la realización del sueño. Cada jueves un elenco, servidor acompañado de artistas del medio. Lenguajes para todos los gustos, temas a diestra y siniestra, que del ser humano entienden y no de afanes bipolares en lucha perpetua.

 

Si quieres reír, puedes venir. Si quieres sentir, no dejes de venir.

El otoño de 2014 me acompañaron en esta aventura:

QUIENQUECUANDO

Y ahora que estamos a 2015, me pregunto cual es el próximo paso. Seguro que con corazón en la boca y manos de tierra.

A %d blogueros les gusta esto: